Thursday, December 30, 2004

Se llama Daniel.

No entiendo por qué paga por follar. Es joven, guapo y rico. No necesita pagar por mantener relaciones. Yo no quería aceptar su dinero, pero él insistió.

Imagino que así mantiene las distancias, evita involucrarse emocionalmente,o yo qué sé.

El caso es que la que no se aclara soy yo.

Me fascina y me horroriza al mismo tiempo. Me siento atrapada en una red que me da asco pero de la que no quiero salir.

Hemos quedado en que me volverá a ver.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home